Fachada ventilada FRONTEK para una construcción eficiente

Fachadas ventiladas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Una solución que proporciona un comportamiento excepcional para revestimiento con criterios de máxima eficiencia energética, en entornos climatológicos de cualquier tipo.

En la arquitectura actual, la fachada cobra un especial protagonismo que trasciende su dimensión estética para contemplarla en toda su dimensión, como un elemento multifuncional que no solo viste el edificio, sino que le dota de unas características funcionales y técnicas propias.

El primer antecedente de la fachada ventilada se remonta al año 1859 cuando en la construcción del Marine Hospital en Portland se utilizó una nueva solución denominada cavity wall que aventuraba lo que actualmente se conoce como fachada ventilada. Desde entonces, los materiales que componen estos sistemas han experimentado una gran transformación. La industria ceramista ha aplicado la más avanzada tecnología para ofrecer soluciones innovadoras que ofrecen unas propiedades excepcionales que garantizan un excelente comportamiento frente a temperaturas extremas, la fuerza del viento, ambientes salinos, el agua, la radiación solar, la contaminación ambiental, etc.

 

Eficaz aislamiento térmico 

El sistema de fachada ventilada Frontek proporciona un eficaz aislamiento frente al calor extremo, gracias a la suma de sus diferentes estratos. El calor generado en el intradós de la pieza por la incidencia de los rayos solares, calienta el aire de la cámara disminuyendo su densidad, provocando la ascensión del mismo, de este modo se produce un flujo de aire por el interior de la cámara

Durante las estaciones frías, el sistema de fachada ventilada Frontek funciona de un modo distinto, ya que la temperatura elevada se encuentra en el interior de la edificación. Por lo tanto la primera barrera que impide las pérdidas caloríficas será el muro soporte y seguidamente el aislante térmico adherido en la parte exterior de este. Por último el movimiento ascendente del aire caliente mantendrá seca la superficie del aislamiento, mientras que el revestimiento cerámico actúa como acumulador del calor interior y barrera protectora, para que, tanto el aislante térmico, como el cerramiento no se vean afectados por el frio.

 

Eliminación de condensaciones 

En toda partición constructiva que separa dos espacios con diferentes temperaturas, se genera un flujo de calor desde la zona cálida a la zona fría. Esta diferencia de calor, puede provocar condensaciones de la humedad existente en el aire, debido al punto de rocío o temperatura a la que empieza a condensar el vapor de agua.

Para evitar la condensación es importante que en ninguna zona del cerramiento la temperatura descienda por debajo del punto de rocío, o bien que la humedad sea lo suficientemente baja.

El sistema de fachada ventilada Frontek cumple estos requerimientos ya que, la diferencia de temperaturas entre el interior y la superficie del exterior del aislante térmico se controla gracias la barrera que ofrece la pieza cerámica y la cámara de aire existente entre esta y el aislante térmico. Por otro lado el flujo del aire continuo de la cámara, elimina las posibles condensaciones que se pudieran dar en la superficie del aislamiento térmico.

 


Protección contra el agua 
La pieza cerámica Frontek y la cámara de aire son una protección muy eficaz contra el agua, por las pequeñas juntas abiertas, teniendo en cuenta la verticalidad del sistema y el propio goterón que la pieza cerámica Frontek tiene diseñado, proporcionan una perfecta estanqueidad al agua, la poca cantidad de agua que pudiera penetrar por las juntas del sistema, se elimina gracias a la ventilación de la propia cámara de aire.

A todo esto se le une la baja absorción de agua que presenta la pieza cerámica Frontek, inferior al 0,5%, lo que supone un añadido al respecto.

 

Aislamiento acústico 

Es evidente que las características acústicas de una fachada dependen de los aislamientos y de las superficies, tanto de su carpintería como de su parte ciega. Es esta última en la que el sistema de fachada ventilada Frontek incide muy directamente, ya que con la colocación de este sistema se pueden conseguir mejoras acústicas en torno a los 4dBA en frecuencias medias-altas (1000 Hz). Así mismo, el sistema atenúa las vibraciones generadas por la carga del viento sobre el propio cerramiento, ya que este le sirve como escudo protector.