Entrevista a Joan Carles Reviejo

App de Domintell

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La domótica es un concepto de instalaciones que funcionan como un único elemento”

 

 

¿Cómo ha evolucionado la domótica? ¿Es verdad que, tanto a nivel de precio como a nivel de difusión, se ha ido democratizando y llegando cada vez  a más gente?

Es verdad que hasta hace unos 15 ó 20 años los únicos que disponían de instalaciones de domótica eran los grandes edificios o viviendas de alto standing. Hoy es mucho más fácil encontrar profesionales que apuesten por sistemas tecnológicos para las viviendas en fase de proyecto, por la sencilla razón de que la evolución de la tecnología ha simplificado mucho este sector.

¿Podemos decir que hay un antes y un después desde la llegada de los smartphones?

Ya desde los años noventa del siglo pasado, la llegada de las conexiones a través del modem y de internet jugaban un papel clave en la domótica, ya que este sector se ha beneficiado de inmediato de la conexión a la web, gracias a la cual podemos monitorizar, usar el mando a distancia y utilizar otros tipos de conexiones. Hoy, la llegada de los smartphones ha revolucionado, sin lugar a dudas, todo el sector.

¿Qué le falta a la domótica para que se afirme definitivamente en el mercado de la construcción?

Las cifras señalan que alrededor del 10% de los edificios nuevos tienen algún tipo de instalación domótica. Hoy en día toca un cambio de chip por parte de los profesionales, como arquitectos e ingenieros, ya que muchos de ellos utilizan la domótica sólo debido a la presión que sufren por parte de los clientes.

Por lo que se refiere a tipos de edificios, viviendas, grandes superficies o instalaciones industriales, ¿dónde se ha notado más demanda de domótica?

En los edificios del terciario es casi una necesidad, mientras que en las viviendas cada vez se está implantando más. De todas formas, en los dos casos, la implantación de la domótica se hace basándose en tres patas: la primera, para un mayor confort; la segunda, para una mayor eficiencia y para el ahorro energético; la tercera, para temas relacionados con la seguridad, no solo en lo que se refiere a intrusiones o robos, sino también a aspectos sanitarios, ya que la domótica puede ayudar las personas con algún tipo de discapacidad.

¿Qué tipo de instalaciones llevan a cabo en los diferentes tipos de edificios y en qué se diferencian?

Tanto en viviendas como en oficinas, usamos las mismas instalaciones. Lo que cambia son las dimensiones del proyecto según el número de personas que utilicen dichas instalaciones, ya que en unas oficinas pueden ser una docena y en una vivienda, normalmente menos. De todas formas, quiero precisar que la domótica no es un producto, a pesar de que haya fabricantes como Domintell que ofrezcan soluciones a medida, sino un concepto de incorporación de instalaciones; es decir, cogemos todos los elementos que son parte de estas instalaciones (por ejemplo, renovación de aire, climatización, iluminación y control de accesos) y trabajamos de manera que todos ellos funcionen no como elementos independientes,  sino como un único elemento.

¿Puede ponernos un ejemplo al respecto?

Hablando de un edificio de oficinas, tomamos en consideración un sistema de control de accesos, que puede estar relacionado tanto con la seguridad como con el recuento de presencias. Este sistema nos permite tener el control del nivel de ocupación del edificio, y conocerlo nos permite integrarlo de forma dinámica en la climatización o en la gestión de la renovación de aire. Por esta razón, la misma información se utiliza para gestionar dos o más conceptos. Si conozco el nivel de ocupación, puedo dosificar y adaptar el sistema de climatización o de renovación del aire según la cantidad de personas que ocupan el edificio.

Siguiendo con el ámbito de locales para oficinas, ¿qué otros aspectos se solucionan a través del uso de la domótica?

Trabajamos mucho la piel del edificio, como son la protección solar y el ajuste del nivel de iluminación, basándonos en la iluminación natural que hay en cada momento,  a fin de que cada espacio resulte lo más confortable posible para los que trabajan en el edificio. Todo ello, además, genera un importante ahorro energético y, por lo tanto, económico.

¿Qué aplicaciones se utilizan para el control de todos los datos que obtenemos a través de la domótica?

La ejecución de aplicaciones para teléfonos móviles se ha vuelto hoy imprescindible para seguir estando en el mercado. Estas apps permiten monitorizar tu vivienda, apagar luces, calentar los espacios o controlar los accesos. Entre las apps que utilizamos señalamos la domRemote for Domintell System, disponible en varios idiomas para los smartphone Android, y la iDomintel Lite y la Domintel Remote Lite, para entornos iOS. Además, en Domintell utilizamos la plataforma Iridium para el desarrollo de aplicaciones www.iridiummobile.net/products/domintell. Este tipo de soluciones representan la evolución de la domótica y, aunque parezca mentira lo rápido que ha evolucionado todo, estoy convencido de que en el futuro seguiremos el mismo camino.

 


 Arquitecto de formación, Joan Carles Reviejo se dedica desde hace 15 años a la tecnología y a las instalaciones  aplicadas a la arquitectura, concretamente en el campo de la automatización. “Mientras trabajaba como director técnico de proyectos, contacté con muchos fabricantes”, nos cuenta. “Y hace cuatro años, con la empresa belga Trump, decidimos abrir una oficina aquí en España para comercializar Domintell, un producto para la automatización de edificios”. Desde hace cuatro años colaboran con arquitectos e ingenieros en fase de proyecto y, además, se ocupan del servicio técnico de los productos que fabrica Domintell.


 

Por MARCO BOZZER