Investigación cañera

Protección y acabado de la cúpula Àgora del Celler de Can Roca a Mas Marroch  Investigació Canyera
Share to Facebook Share to Twitter Share to Google Plus

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La caña ha sido un elemento fundamental en la arquitectura tradicional de buena parte del Mediterráneo, extendido su uso en la Península, desde Gibraltar hasta los Pirineos. Allí donde esta especie asiática (de nombre científico Arundo Donax L.), considerada invasora, se ha extendido masivamente, ha sido utilizada tanto en la arquitectura como en otros muchos ámbitos, como la agricultura y la artesanía.

El cambio de paradigma de la construcción y del modelo de vida ha llevado al olvido a ancestrales oficios, conocimientos y sabiduría que actualmente nos proponemos recuperar. El abandono del uso de la caña en la edificación ha conllevado también el abandono de técnicas de cultivo y de control de la misma. Asimismo, esta planta se ha convertido en un problema para los ecosistemas de ribera, debido a su rápido crecimiento y capacidad de expulsar el resto de especies. Con ejemplos como este, se pone de manifiesto cómo un modelo de vida tradicional conlleva una retroalimentación entre el modelo económico y la gestión del territorio, algo que creemos muy necesaria reemprender como concepto para poder adaptarlo a nuestros tiempos.

Es desde este punto de partida que Investigació Canyera tiene como objetivo la reintroducción de este recurso local y sostenible en la edificación, ya que, juntamente con estos materiales naturales, se da respuesta a las necesidades actuales de cómo recuperar nuestro entorno, vivir en un hábitat saludable y promover una economía local y justa, capaz no sólo de no dañar sino de mejorar el medio ambiente. Así es como, aprendiendo de técnicas ancestrales, ofrecemos espacios de calidad con los requerimientos necesarios para buscar nuevas maneras de relacionarnos con el entorno construido en nuestra sociedad moderna.

Este colectivo, formado por siete arquitectos y constructores, se basa en la investigación científica estudiando el comportamiento mecánico y contrastando el saber popular para utilizar este material con conocimiento, pudiendo diseñar espacios y construcciones contemporáneas y seguras, con herramientas de parametrización digital, explorando hasta el máximo las posibilidades de esta gramínea de rápido crecimiento y generadora de espacios acogedores. En esta fibra vegetal se encuentra la virtud de la elasticidad, una característica que permite trenzarla, doblarla, formar geometrías orgánicas, retículas, mallas y arcos. Es con estos últimos, los arcos, que se consigue una estructura 100% de cañas, unidas de manera ordenada con fajos para aumentar su resistencia, agrupando estos fajos en forma de malla y asimilando la estructura a la de una cesta, de manera que se consiguen estructuras tanto elásticas como resistentes.

Las construcciones realizadas hasta el momento van desde pérgolas e invernaderos hasta espacios habitables, pasando por todo el ámbito decorativo que este material ofrece se construyen también escenografías y acabados interiores. Además, se recuperan los usos tradicionales para la reparación y refuerzo de forjados antiguos, la reconstitución de falsos techos y la construcción de nuevos elementos tanto en rehabilitación como en obra nueva.

Una de las últimas obras que ha llevado a cabo el colectivo es el Ágora del Celler de Can Roca en Mas Marroch, donde se ha integrado la caña en una construcción ejemplar por su atrevimiento a nivel técnico como por los valores que transmite: una construcción con materiales locales, naturales y saludables, obra del arquitecto Oriol Rosselló. Investigació Canyera ha participado en el diseño y construcción de la celosía de protección solar que envuelve la cúpula, dotando el interior de un espacio agradable de sombra, que a la vez aporta el acabado visual que se percibe desde el exterior. Esta celosía ha sido realizada con la técnica tradicional que se utilizaba en tabiques y techos durante centenares de años, un cosido sobre guías adaptado a una nueva forma, otro uso y una puesta en obra artesanal, cerrando así un conjunto que recupera el saber del pasado con una mirada hacia el futuro. Es así, a partir de la investigación y la materialización, la manera en que se transmite el conocimiento a través de una reconexión con nuestro paisaje cultural, viviendo de una manera sana y consciente tanto para nosotros como para el territorio.

* Referencias de artículos publicados por Investigació Canyera:

1. “Estudi del comportament mecànic dels arcs de canya Arundo Donax”. Número 46 de la revista “Quaderns d'Estructures” de la Asociación de Estructuristas de Catalunya (http://www.consultorsestructures.org/images/stories/quaderns/Quaderns_estructures_46_baixa.pdf)

2. “Estudio del comportamiento mecánico de los arcos de caña Arundo Donax”.Revista Ecohabitar, 18 de Septiembre de 2013 (http://www.ecohabitar.org/estudio-del-comportamiento-mecanico-de-arcos-de-cana-arundo-donax/)

3. «Qué fue de la caña?» artículo publicado en la plataforma digital GeocritiQ (http://www.geocritiq.com)