Palacio Maeterlinck: arquitectura y diseño exclusivo en Niza con vistas al mar

Palacio Maeterlinck
Share to Facebook Share to Twitter Share to Google Plus

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ha pasado de ser un hotel de lujo abandonado a convertirse en una urbanización de viviendas privadas. En ello ha tenido mucho que ver Kawneer con sus soluciones arquitectónicas en aluminio.

En uno de los emplazamientos más lujosos y deseados de Europa, el Cabo de Niza (Francia), un complejo exclusivo de 5.000m2 se levanta, cargado de historia, diseño y con vistas panorámicas al Mar Mediterráneo, el denominado Palacio Maeterlinck.

Tras un proyecto profundo de reforma y rehabilitación, ha pasado de ser un hotel de lujo abandonado y la que fuera la casa del poeta y escritor belga Premio Nobel Maurice Maeterlinck, en 1940, a convertirse en una urbanización de viviendas privadas de alto standing con una arquitectura y un trabajo de interiorismo dignos de los paladares más exquisitos.

El estudio de arquitectura Jean-Paul Gomis ha sido el encargado de transformar tanto la construcción en sí como sus alrededores. Lo ha hecho bajo una premisa clara y evidente de respeto hacia la estructura y esencia original del palacete. Algo que no ha impedido alcanzar otra de las premisas esenciales del programa: su conexión directa con el exterior, representada, sobre todo, a través de las vistas panorámicas al mar de las que disfrutan los 18 apartamentos que, en total y repartidos en diferentes módulos constructivos, conforman el Palacio. En ello ha tenido mucho que ver Kawneer que, con varias de sus soluciones arquitectónicas en aluminio (muro cortina, correderas, ventanas y puertas), ha facilitado una visión completamente limpia y sin obstáculos del espectacular paisaje exterior.

Como destacan desde el propio estudio de arquitectura “conceptualmente, la voluntad del proyecto es establecer una relación más fuerte con el mar mediante la eliminación de muchos obstáculos visuales, dar sentido y comodidad a todos los usuarios y recuperar la magia, calidad y dignidad que el lugar ha tenido históricamente a través de nuevos espacios y materiales”.

 

Palacio Maeterlinck interior
Palacio Maeterlinck interior

 

En concreto, los arquitectos han confiado en la fachada KADRILLE 1202, las correderas KASTING AA3767 y las ventanas KASSIOPEE AA767 de 72mm., así como en la puerta KANADA de 52mm de Kawneer. Diseños y modelos de cerramientos y carpinterías que, además de contar con las mayores prestaciones y garantías técnicas y asegurar el aislamiento y la eficiencia energética buscada, encajan a la perfección en una estética de diseño ecléctica que aúna lo mejor del pasado con lo mejor del presente. Lo clásico y lo contemporáneo se dan la mano en este Palacio Maeterlinck lleno de contrastes bellos y atractivos tanto a nivel arquitectónico como decorativo.

El propio exterior del complejo reúne ya en sí mismo lo que, para el equipo de Gomis, son los factores clave entorno a los que gira la propia idea del proyecto arquitectónico: el cielo, el mar y la misma piedra del acantilado de 4 hectáreas sobre el que reposa el Palacio Maeterlinck. Lo esencial, orgánico y natural se encuentra en armonía con las grandes fachadas arqueadas, así como con las amplias superficies y cerramientos acristalados que borran las fronteras entre interior y exterior y que, incluso, llegan a desaparecer escondiéndose en muros y paredes, gracias a los avanzados sistemas de empotrado que ofrece Kawneer. Siempre, eso sí, bajo la protección de los grandes arcos de piedra que recorren el exterior de forma rítmica y que ofrecen a la construcción “una escala sencilla, con un lenguaje sin grandes complejidades, pero a su vez con una esencia monumental”, como explican los arquitectos.

Además de las fachadas y los propios espacios del Palacio, también se han rehabilitado los espacios al aire libre con los que cuenta, que han quedado divididos en tres categorías principales: áreas recreativas y piscinas; zonas ajardinadas y enlaces funcionales de circulación, tanto vertical como horizontal.