Frente a la ola de calor que nos invade, casas pasivas

Share to Facebook Share to Twitter Share to Google Plus

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Lo mejor de las jornadas de puertas abiertas es… poder participar en ellas. La plataforma-pep.org organizó unas, del 3 al 5 de julio, en diferentes casas pasivas en toda la península. Una de ellas, PassivPalau, en Barcelona


PassivPalau, situada a 35 km de Barcelona, con clima mediterráneo prelitoral, es una vivienda de estructura de madera con aislamiento de papel reciclado y losa de hormigón. No dispone ni de sistema de calefacción ni de refrigeración. Los propietarios atendieron a un total de 21 personas organizadas en diferentes grupos y, junto con el equipo técnico, dieron respuesta a todas las preguntas.

Tras una breve explicación en el exterior de la vivienda, los visitantes entraban en el interior de la misma y, para su asombro, encontraban que se estaba muy bien en su interior. No es de extrañar.  La ola de calor africano que nos ataca estos días ha puesto a prueba estas viviendas: con una temperatura exterior de 38ºC, se ha conseguido una temperatura interior de 25ºC a las 13:00. ¡Un salto térmico nada más y nada menos que ¡de 13º! 

 

"Mientras en el exterior había 38ºC, la temperatura interior era 25ºC… sin aparato de refrigeración"

 

Este magnífico resultado ha sido posible gracias a la utilización de los cinco principios básicos establecidos por el PassivHaus Institut : aislamiento, ausencia de puentes térmicos, ventanas de calidad, estanqueidad al aire y ventilación con recuperación de calor. La máquina de ventilación funcionaba a la mínima velocidad de las cuatro posibles, y hay que tener en cuenta que en una vivienda pasiva, al no existir corrientes de aire, la sensación de calor es diferente. Una vivienda pasiva a 25ºC sería, desde el punto de vista de sensación de calor, equivalente en una casa estándar a una temperatura de 23ºC. 

El concepto de casa pasiva sorprendió a los visitantes; algunos de ellos llegaron a preguntar dónde estaba la máquina de refrigeración. Quedó demostrado, una vez más, la importancia de invertir en aislamiento en climas cálidos con el fin de proteger a la vivienda de la temperatura exterior. 

Los arquitectos presentes en la visita, así como el resto del auditorio, participaron activamente preguntando todas sus dudas al equipo ejecutor –arquiTIR-Energiehaus, Papik Cases Passives,Joan Vilanova-, si bien los debates se prolongaron aún después de la hora oficial de la visita.